viernes, 25 de noviembre de 2016

"25 DE NOVIEMBRE DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO"



Por cada mujer que sufre violencia, por cada niño/a, por cada adolescente, joven y anciano, hoy es un día que no debemos ignorar, hoy debemos levantar nuestras voces y decir..."BASTA".

La violencia puede ser emocional, verbal, física, sexual, económica, espiritual, social, etc.

Si padecés violencia, rompé el silencio y animate a pedir ayuda.

En Argentina podés llamar al.... 144 ó 0800- 666- 8537   ó 137 Ciudad Atónoma de Bs. As. líneas gratuitas los 365 días del año.

Salmo 103:6  Jehová es el que hace justicia
Y derecho a todos los que padecen violencia.

Gálatas 3:28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

Con cariño: Tere.

!Bendiciones!

"MI LIBRO AHORA SÉ QUIÉN SOY JUNTO A BELLAS HISTORIAS"

EN BUENOS AIRES- ARGENTINA:
Librería Búsqueda de San Martín 
Mitre 3324 San Martin - Buenos Aires

Tel: 4713-1565
Librerias Búsqueda Florida 
Av. Maipú 84 Vicente López. Pte. Saavedra. Buenos Aires
Teléfono: (011) 4797-7521
Librería Cristiana Búsqueda San Miguel 
Belgrano y Paunero Local 9 Librería Búsqueda 
San Miguel-Buenos Aires
Tel: 4664-2907
Librería Búsqueda José C. Paz 
Melvin Jones y Peatonal, Local 31. José C Paz - Buenos Aires
Tel: 02320-258249
Librería Certeza Capital
Dirección: Bernardo de Irigoyen 654, sobre Av. 9 de julio.
Capital Federal- Bs. As. Argentina Teléfono:011 4342-3835
Libreria Certeza Lomas
Loria 127 Lomas de Zamora. Tel. 4244-6426lomas@libreriascerteza.com
De lunes a viernes de 9:30 a 19hs. Sábados de 9 a 13hs.
Librería Cristiana el Verbo
Dirección: Rivadavia 656 - Escobar - Buenos Aires
Telefono: (0348) 451-4252
Muchas gracias a quienes me consultaron y se interesaron.

Bendiciones.


martes, 22 de noviembre de 2016

ISABELLA.... LAS COSAS VIEJAS Y PASADAS DEJALAS AFUERA.


Se sentó frente a la ventana mirando a la nada, su dolor inmenso invadía su ser.
Quería gritar y llorar, pero no podía, tal vez la agonía y la frustración invadían su corazón.
Su nombre es Isabella, una mujer de mediana edad y contextura pequeña.
Su sonrisa se había borrado de su rostro hace muchos años atrás.
Ya no tenía amigas, ni salía mucho sola, quizás la culpa no la dejaba avanzar.
Pero allí sentada de repente recordó cuando era adolescente, justamente aquel día en que abrió su corazón a Dios.
Recordó cuando Jesús le salió al encuentro, cuando lloró por gozo y se enamoró de Él con pasión.
Isabella se había olvidado de este Dios vivo y por largos años de lado lo dejó.
Y comenzó lentamente a deslizarse por distintos caminos, en donde fue lastimada y maltratado su corazón.
Y mirando a través de la ventana, se preguntó tímidamente:
__¿Podrá Dios perdonarme y volverme a ayudar?
Y fue entonces cuando en su corazón el Espíritu Santo le habló:
__ Isabella las cosas viejas y pasadas dejalas afuera, Yo hago todo nuevo en vos.

Y fue entonces que  recordó este pasaje.... 2 de Corintios 5: 17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Isabella saltó de alegría  y con el sol ya dando en su rostro, volvió a entregar su vida a Dios.

Para reflexionar:

No sé en qué situación te encuentres, ni en qué lugar estás. Pero Jesús hoy te sale al encuentro y con su infinito amor te acaricia el corazón.
Y así como lo hizo Isabella, animate en este día a dejar las cosas viejas y pasadas afuera de tu vida y entregale nuevamente o tal vez por primera vez tu vida a Dios.

San Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él.
18 El que en Él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

Hoy es el día de levantarnos en Cristo Jesús y resplandecer en Él.


Isaías 60:1 ¡Levántate y resplandece, que tu luz ha llegado! ¡La gloria del Señor brilla sobre ti! (NVI)

Con cariño: Tere.

¡Bendiciones!




viernes, 11 de noviembre de 2016

EN ESTE VIERNES… VENÍ, SENTATE A MI LADO, TE ESTOY ESPERANDO, QUIERO CONTARTE ALGO…


Tomando un café con Jesús
De mi libro: “Ahora sé quién soy - Junto a Bellas historias”

Al leer este título debés estar pensando que me volví loca, debés pensar cómo es posible que tomemos un café con Jesús. Bueno, tranquila, el título es figurativamente hablando.
Estoy tratando de sumergirte en mis alocadas experiencias, para que puedas romper toda estructura interna que te aleja de tu relación con Dios.
Mi intención es que nos atrevamos a sentir a Jesús de una manera diferente.
A mí me encanta sentirlo y tenerlo de amigo a mi lado, obviamente que bajo una relación de respeto y de obediencia, pero con un color de amor apasionado que demuestra el agradecimiento que tengo en mi corazón por darme a través de su sacrificio en la cruz, salvación y vida eterna.
Hoy que pasaron algunos años después de mi sanidad, me doy cuenta cuanto Dios me ayudó para que pudiera ser feliz y me encontrara conmigo misma. 
Por muchos años viví por las opiniones de los demás y no me preguntes por qué, pero siempre me esforzaba en agradar a todo el mundo. 
Tal vez porque mi autoestima estaba muy baja, tal vez porque las enfermedades me fueron haciendo débil. 
Nunca salía a comprarme ropa sola, porque necesitaba la opinión de alguien. Debido a los fuertes mareos y a los ataques de pánico, estuve por muchos años sin viajar sola en colectivo y mucho menos andar por la calle. Recuerdo el día en que sufrí mi primer ataque de pánico, estaba en un colectivo, a punto de descender del mismo. Sentía una sensación extraña en mi ser, transpiraba y mi corazón latía muy rápido y como pude bajé por la puerta trasera. 
La primera impresión que sufrí en la vereda fue horrible, perdí la noción de donde estaba. No sé cómo hice para regresar a casa, pero sí recuerdo que a partir de ese día comenzaba para mí un gran encierro. 
Los fuertes mareos eran cada vez más frecuentes, mis hijos eran chiquitos y vivían con el teléfono en la mano por si me descomponía. Mi mamá me ayudaba con las tareas de la casa y el cuidado de los niños. Tantas veces me sentí morir, tantas veces di mi cabeza contra la pared, los dolores en mi cuerpo eran horribles, si me levantaba a lavarme los dientes ya había usado todas las fuerzas para enfrentar el resto del día. Mi cutis se asemejaba a la contextura de un cartón, estaba seco y sin vida, mis pupilas dilatadas y mi mirada se veía triste, cansada y vacía. Sentía cómo mi cerebro se hinchaba, hasta tener esa espantosa sensación de que mi cabeza iba a estallar. La enfermedad nos pone en cautiverio, nos debilita, nos amarga.
Recuerdo que un día puse en mi casa todo en orden, ropa, papeles, etc. porque creía que ya me iba a morir y no quería que mi familia se encontrara con ningún desorden. ¡Cómo puede ser que una mujer que palpó tan de cerca el poder de Dios, piense y actué de esa manera!!!
Es que cuando entra el desánimo, cuando te crees la realidad que estás viviendo, todo se transforma en gris oscuro y si no paramos a tiempo y nos relacionamos con Dios, el dador de la vida, pasamos a caer en un pozo oscuro, lleno de frío y soledad.
Y hablo así, porque lo viví, recuerdo cuando sentí que mi vida se caía por un pozo muy oscuro, la sensación fue de muerte. Pero resistí en el nombre de Jesús y renuncié a todas esas puertas de oscuridad, de enfermedad, de angustia y de muerte que yo misma había abierto para mi vida. 
Ahora podés imaginarte por un instante lo que sentí el primer día que fui sola a hacer los mandados. Iba por la calle llorando y riendo a la vez y lo único que hacía era dar gracias a Dios por estar viva. No me voy a olvidar nunca el papelón que hice una mañana. Fui a hacer las compras y hacía mucho tiempo que no salía, así que compré bastante pero no quise tomar el colectivo para poder disfrutar de esa linda mañana. 
A mitad de camino, mis brazos ya no respondían de dolor por las bolsas tan cargadas por el peso que llevaba. Me encontraba muy lejos de la parada del colectivo y toda la alegría que tenía se esfumó. 
Apoyé las bolsas en el piso, puse mis manos en la cintura, levanté mi cabeza y con voz fuerte le dije a Dios: 


_ ¡Podrías venir y ayudarme o al menos mandarme a tus ángeles qué me ayuden yo ya no puedo más, en el nombre de Jesús, pido qué vengan tus ángeles a mi ayuda! 

Sin querer deslicé mi cabeza hacia la calle y para mi sorpresa, había una camioneta estacionada con dos señores que me miraban con la boca tremendamente abierta. 
En un instante pude imaginar sus pensamientos, sentí que la palabra ¡loca! se dibujaba en sus frentes. ¡Pero qué hacer! Sin dudar tomé mis bolsas y a paso acelerado y sin darme casi cuenta fui cargada del combustible llamado vergüenza y en unos pocos minutos ya estaba en casa.
Cuando somos hiperactivas, hipernerviosas y todos los hiper que circulan por la vida, por lo general solemos hacer desastres, pero bueno, si no fuera así....... ¿Hoy qué les estaría contando?
Queridas amigas que me leen en mi blog, seguramente muchas de ustedes no saben que pasé por una difícil enfermedad. Y hoy que pasaron los años, al ver que estoy completamente sana, no tengo más que agradecer y dar la gloria a Dios. Una vez más su mano me ha sostenido.
San Lucas 1:37 porque nada hay imposible para Dios.
Oremos:
Padre en el nombre de Jesús te pido en este día que así como obraste sanidad divina en mi vida; lo hagas con cada persona que lo esté necesitando. Que la unción y la presencia del Espíritu Santo esté siendo derramada en sus vidas. Creemos y declaramos que sos el Dios de los imposibles, por eso te ponemos cada situación en tus poderosas y amorosas manos. Amén.
¡Bendiciones!






martes, 8 de noviembre de 2016

REFLEXIÓN... "ORAR POR NUESTROS HIJOS Y FAMILIA"



"Así como respiramos.... oramos"

La oración para nosotros debe ser igual que el respirar, no pensamos que vamos a respirar, sino que respiramos, está en nosotros, sino nos morimos.
La oración es nuestro respirar espiritual, si contengo la respiración espiritual por mucho tiempo, voy a morir espiritualmente y eso va a repercutir en mi vida y en mi familia. 
La atmósfera ejerce fuerza a nuestros pulmones y nos lleva a respirar.
La oración te alimenta de atmósfera divina y te lleva a respirar espiritualmente.
El tema está en con qué frecuencia estamos respirando espiritualmente y eso va a depender de cuanto oramos.
La Biblia nos enseña:
1 de Tesalonicenses 5:17 Orad sin cesar.
Orar sin cesar es aquella oración que vuelve a suceder. Es regresar a orar una y otra vez. 
¿Cómo consigo orar sin cesar?
Cuando logro poner los ojos en las cosas de arriba y sacarlos de mi problema, etc.
Porque mientras yo tenga mi mirada en la tierra, me invade el desánimo y el enemigo consigue robarme la fe y la esperanza.
Colosenses 3:2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.
¿Qué ingredientes debe tener mi oración además de fe?
Colosenses 4:2 Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias;
1 de Pedro 4:7 ; sed, pues, sobrios, y velad en oración.
Romanos 12:2 …..constantes en la oración;
Palabras claves que me mueven al accionar en mi oración:
• Perseverar: Mantenerse constante en una actitud.
• Velad: Observar atentamente algo. Cuidar solícitamente de algo.
• Sobrio: Templado. Moderado.
• Constantes: Persistente. Continuamente reiterado.
Orar persistente, no es un rezo el cual repito siempre lo mismo, sino por el contrario orar es hablar con Dios. Es comunicarme con Él. Es relacionarme y no caer en un monólogo que solo pido, demando y reprocho las oraciones no contestadas. Cuando hablo con Dios debo saber que Él oye y responde. Acompañando siempre nuestra oración con acción de gracias.
1 de Pedro 5:6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él os exalte cuando fuere tiempo;
Posiblemente algunos de ustedes están atravesando una mala relación con sus hijos y necesitan que Dios los exalte con ellos, que ellos los respeten. 
Nosotros ponemos nuestra mirada en nuestros hijos en lo que tienen que cambiar. 
Pero esta Palabra nos enseña a nosotros que primero debemos humillarnos ante Dios en el secreto de nuestra habitación.
Vs: 7 echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros.
¿Qué es lo qué te preocupa, aquella ansiedad que no te deja ver que Dios tiene cuidado de vos y los tuyos?
Vs: 8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;
No son nuestros hijos, nuestros enemigos, por el contrario, ellos necesitan de nuestra protección espiritual para poder ser libres de toda opresión que satanás y el mundo ejerce sobre sus vidas.
Vs: 9 al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.
Lo primero que busca satanás es desanimarnos y robarnos la fe. Originando muchas veces un clima en nuestros hogares donde todo es pelea. La Biblia nos enseña que debemos resistir firmes en la fe, no contra nuestros hijos, sino contra el enemigo de nuestra alma. El cual Jesús ya lo venció en la cruz. Debemos salir de la autocompasión, creyendo que a nosotros solos nos pasan estas cosas y que somos los peores padres o que tenemos a los hijos más rebeldes del mundo. Sino que por el contrario en todas partes del mundo nuestros hermanos en Cristo padecen de dificultades.
Dios siempre tiene planes de bien para sus hijos.
Jeremías 29:11 Porque Yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová,
Pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.
¡Bendiciones!



domingo, 6 de noviembre de 2016

REFLEXIÓN DE UN DOMINGO HERMOSO.


¿QUÉ CLASE DE FLOR SOS?

Dios hablaba a mi corazón, mostrándome que muchas veces como mujeres, nos sentimos así:
Como flores…
1- Marchitas.
2- De plástico.
3- Naturales.
1-Marchitas: 
a) Aquellas que nunca han tenido un encuentro personal con Jesús y sienten su vida marchitarse sin tener sentido de nada.
b) Aquellas que sí han recibido a Jesús en su corazón, pero han perdido la pasión, ese primer amor. Han abandonado esa entrega total a Él.
¿Qué nos lleva a estar marchitas?
La falta de perdón, el dolor de años, falta de fe, incredulidad, problemas familiares, personales, económicos, situaciones de abusos, autoestima baja, etc.
2-De plástico: 
Son aquellas mujeres que se sienten un adorno y que al igual que una planta artificial que si no se las limpia se llenan de polvo, están de la misma manera. Tapadas por el polvo, por la tierra espiritual que está ahogando sus vidas pero que se sienten más seguras estar escondidas en esa situación, que a tomar el valor y en Cristo salir adelante y volver a empezar en Él.
3-Flor natural: 
En este caso me voy a referir a una rosa. Porque son dulces, románticas, tienen un bello aroma, con una linda presencia. 
Sí ya sé, muchas de ustedes me van a decir que son una rosa por las espinas, porque les permite defenderse. Si es así, esto me habla de un corazón herido.
¿Por qué les doy el ejemplo de la rosa? Porque quiero llevarlas a lo que nos enseña la Biblia sobre la Rosa de Sarón.
Cantares 2:1 Yo Soy la rosa de Sarón, …
Jesús es la Rosa de Sarón, el novio se presenta a la novia de esa manera.
Sarón: Lugar plano o llanura.
Rosa de Sarón: Se la conoce en Palestina por su aroma tranquilizador y por aliviar los dolores.
Jesús es quien nos trae paz, nos tranquiliza y nos alivia de todos nuestros dolores.
Pero yo debo ser imitadora de Cristo, entones me pregunto:
•¿Qué clase de aroma estoy destilando, un aroma tranquilizador o un aroma irritante?
•¿Alivia Jesús el dolor de mi vida y alivio yo con mi conducta el dolor de quienes me rodean?
Cuando la Rosa de Sarón es arrancada del rosedal, vive aproximadamente veinte días sin agua y luego muere.
Después de muerta si se la pone en contacto con la tierra o el agua revive y forma un rosedal.
Jesús murió, resucitó y en nosotras sus hijas formó el rosedal.
Jesús es la Rosa de Sarón y nosotras somos parte de su rosedal.
¡Qué nadie trate tu vida cómo si fueras una flor marchita, o una flor de plástico!
Él pagó un alto precio por vos.
Yo te pregunto: 
¿Qué clase de flor te sentís?
¿Cómo está tu tierra (tu corazón), está dura, seca, sin vida?
¿Te estás dejando podar por Dios para qué florezcas con más fuerzas?
A Jesús le interesa que sepas que sos una bella rosa en sus manos, que te anhela y que desea cuidarte cada día.
Por eso es necesario ponernos en las manos de Dios y salirnos de cualquier situación que nos marchita y confesar que en Él está nuestra salida.
Dejá tu vida en las manos de Dios, dejá que Él renueve tu cansado corazón, dejate regar por su presencia y qué el Espíritu Santo te renueve cada día.
¡Él te ama!
Romanos 8:37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 
8:38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, 
ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 
8:39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.
¿Qué nos enseñan este pasaje de Romanos?
Que en cualquier situación de nuestra vida, siempre en Cristo Jesús somos más que vencedoras.
Nos enseña que nada ni nadie tiene potestad, autoridad de separarnos de su gran amor.
San Mateo 11:28 Venid a Mí todos los que estáis trabajados y cargados, y Yo os haré descansar.
29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;
30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.
¡Bendiciones!

Para hoy viernes....

Seguimos aprendiendo sobre resiliencia Para hoy: Algunas mujeres resilientes de la Biblia. Te espero en:  https://www.facebook.c...