sábado, 18 de marzo de 2017

REFLEXIÓN DE SÁBADO.




EN EL CORAZÓN DE DIOS…
ESTÁ TU VICTORIA Y TU LLAMADO
De mi libro: "Ahora sé quién soy" Junto a Bellas historias.
A quien amás sin haberle visto
Preparé mi mate como cada mañana bien temprano.
Afuera el día se presentaba bastante fresco, adentro el clima cálido de mi cocina me propiciaba para sentarme a leer la Biblia y orar.
1 Pedro 1:8 A quién amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso.......
__ ¡Es verdad! (exclamé) ¡Te amo con todo mi corazón y sin embargo nunca te he visto!
Sentía que todo mi ser se estremecía, mi mente parecía entender y traer a la memoria un montón de vivencias que había tenido junto a mi amado Jesús.
 Me dí cuenta cuánto lo amo, a pesar de que nunca lo he visto cara a cara. Pero sin embargo lo he sentido de tal manera junto a mí, que es como si hubiese contemplado su rostro siempre. No sé cómo es su cara, ni su cuerpo, ni su cabello o su mirada, pero sin embargo sé cómo es su amor hacia mí, su fiel amistad, su sencillez, su poder, su pureza y su majestad. No sé si es alto, o bajo, rubio o moreno, no me interesa tampoco, porque el amor que siento por Él va más allá. El amor que nos une tiene un precio inmenso y es su muerte en la cruz por amor a mí y por amor a Ti.
¿Hay algo más grande que esto? ¡Claro que no!
Y es por eso que aunque no lo he visto, lo amo.
Porque enlazó mi corazón al suyo, porque cautivó mi ser con su respeto y su ternura. Porque me eleva una y mil veces a las alturas y me hace sentir que puedo vencer, que puedo cambiar, que vale la pena creer.
1 de Pedro 2:9....... Para que anunciéis las virtudes de aquel que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable;
Comprendí, una vez más, que mi obligación es anunciar al mundo las grandes virtudes que Jesús posee y que, así, las personas puedan ser libres en su poderoso nombre.
Te deseo de todo corazón que te levantes en el nombre de Jesús y puedas anunciar las virtudes de Cristo y llevar así en su nombre, salvación, paz, amor y libertad a las vidas.
¡Bendiciones!