jueves, 11 de enero de 2018

JUEVES CON LETRAS DE PURO AMOR... Y UN TOQUE DE MI TESTIMONIO DE SANIDAD DIVINA.




PALABRAS DESDE EL CORAZÓN DE DIOS PARA TU VIDA.
Hola amigas, mientras estaba orando, el Espíritu Santo puso en mi corazón, que les regale unas palabras que me había dado hace un tiempo atrás y que las tenía guardas.
Déjame que te acaricie el corazón.
Que transforme tu vida con mi amor y pasión.
Déjame ser el centro de tu caminar.
Que vivas en Mí y en mi paz.
Déjame perfumarte con mis lirios y mis rosas.
Inundarte de mi rocío y de mi majestad.
Déjame derramarte de mi brisa fresca.
Y que junto a Mí, cada día puedas andar.
Déjame ser Yo en Ti.
Guiando tus pasos y llevándote a mi voluntad.
Déjame amarte y renovarte.
Que mi anhelo es contemplarte, e inundarte de mi amor.
Amadas, dirijo estas palabras a aquellas mujeres que me escriben por privado, las cuales se encuentran atravesando un momento dificil en sus vidas.
Quiero decirles que cuando estuve tan grave de salud, encerrada a oscuras en mi habitación, recuerdo que estaba sumergida en gran dolor y llanto. Y en esos momentos, fue cuando permití que Jesús me abrazara, a tal punto que llegué a sentir que me dormía recostada en su pecho, escuchando el latir de su corazón. Cada día, en la gravedad de mi situación, Jesús enjuagaba mis lágrimas, como desea hacerlo con vos ahora.
Pero un día, El Espíritu Santo me habló con este texto:
3 de Juan 1:2 Amada.... Yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.
Fue tan fuerte esta palabra, que logró cambiar el rumbo de mi oración. Entendí que tenía que dedicarme junto al Espíritu Santo a trabajar con mis emociones (temor, dudas, falta de perdón, miedo a morirme, culpa, autoestima baja, angustia, tristeza, etc.)
Y cuando me enfoqué en mi interior, en mi vida emocional y espiritual, fue cuando comencé de a poco, sin darme cuenta a recibir sanidad física y emocional.
Jesús no me envió la enfermedad (Síndrome de fatiga crónica) pero se valió de ella para transformar mi vida y hacer de mi, una nueva mujer, en y por Él.
En dónde te encuentres, este es el momento oportuno, para cerrar tus ojos, abrir tu corazón a Jesús y dejar así que el Espíritu Santo te lleve a conquistar en el plano sobrenatural tu milagro.
Nunca te olvides, que sos para Dios, su más preciada y valiosa obra de amor.
Volvé a leer la poesía y dejá que Jesús te acaricie el corazón. Él tiene planes de bien y de paz para tu vida y hogar.
¡Bendiciones!

jueves, 4 de enero de 2018

MUJER.... ¿POR QUÉ LLORÁS?



Hola, hace unos tres días atrás, este texto comenzó a resonar en mi corazón:

Juan 20:15 Jesús le dijo: --¿Por qué lloras, mujer? ¿A quién buscas? Ella, pensando que se trataba del que cuidaba el huerto, le dijo: --Señor, si usted se lo ha llevado, dígame dónde lo ha puesto, y yo iré por él.

Luego, sentí que Dios hablaba a mi corazón con estas palabras:

__Tere, hay un montón de mis hijas que viven llorando y no se dan cuenta en que pueden acudir a mí y descansar en mis brazos.

Fue allí cuando recordé mis momentos difíciles, aquellos en los cuales muchas veces lloré por los rincones de manera desesperada; no dándome cuenta que Jesús estaba junto a mí para abrazarme.
Pero también, vino a mi mente aquellas largas horas en la noche oscura, en que mientras mojaba mi almohada con mis lágrimas y clamaba con todo mi corazón a Dios, Él estaba allí cuan Padre amoroso y me consolaba.

A veces, vivimos llorando y lamentando una situación mirando solamente a nuestro alrededor donde nos habla que todo está perdido. Pero no nos damos cuenta que como hijas de Dios, Él está ahí, a nuestro lado y nos dice:

__ Amada hija..¿Por qué lloras? Yo estoy contigo, no mires a tu alrededor. Yo tengo poder para resucitar tu familia destruída, tu matrimonio perdido, tu salud deteriorada, tu trabajo, tus relaciones, etc.
¿Por qué buscás entre lo qué te rodea la salida, cuándo Yo Soy el que dio su vida por vos?

En donde te encuentres, te invito a cerrar tus ojos y abrí tu corazón a Jesús, entregale tus cargas y dejá que enjuague cada una de tus lágrimas.
Hay poder en Jesús, déjate amar por Dios.
Dejá que el Espíritu Santo te llene de su unción.

¡Bendiciones!


miércoles, 3 de enero de 2018

lunes, 1 de enero de 2018

FELIZ Y BENDECIDO AÑO 2018


Te regalo estas palabras, para que puedas decirlas con todo tu corazón a Dios:
Desperté en tus brazos en este nuevo año.
Sentí tu aroma rodeando mi ser.
Tu mirada y tu sonrisa no me son ajenas.
Sos un Padre bueno que llena de amor mi corazón.
Sos Dios fuerte y poderoso, por siempre amoroso.
Sos el Dios amado que cautivó mi ser.
El que me sostiene y renueva mi vida.
El que guarda mi hogar y nos lleva a un nuevo amanecer.
No tengo palabras para agradecerte, por tu fidelidad y tu amor.
Te entrego mi casa, mi hogar y mi familia.
Y en este año 2018...
Te vuelvo a entregar mi vida y mi corazón.
Te amo Jesús.... como siempre te digo: "Por siempre y para siempre tuya"
Tu eterna enamorada: Tere.
En lo personal les quiero agradecer a cada una/o de ustedes, quienes a lo largo de todo el año 2017 me han acompañado.
Es mi deseo que en este 2018, sigamos transitando y edificando juntos un nuevo año, en dónde nuestro centro sea honrar, servir y amar a Jesús.
¡Qué el Espiritu Santo nos llene de su presencia en este primer día del año 2018, qué nuestra lámpara nunca esté vacía!
Mateo 6:19 "No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar.
20 Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar.
21 Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.
¡Qué el centro de nuestra vida en este año 2018... sea JESÚS!!
¡Bendiciones y gracias!

viernes, 29 de diciembre de 2017

A CORRER... SE TERMINA EL 2017 Y TENGO TODO POR HACER!!!! SOCORRO!!

Hola amigas...Estaba pensando en el estado de ansiedad que suele invadirnos en esta fecha del año.
De repente, nos damos cuenta que los casi 365 días del año, se nos pusieron al paso, impidiéndonos hacer la dieta, jaja.
Quizás pensamos en retomar alguna carrera. O dedicarnos más a nosotras. O pasar más tiempo con amigas.
Tal vez algunas pensaron que iban a conseguir novio, otras creyeron que iban a dedicarse más a sus esposos.
Puede ser que al comenzar el año 2017 le dijiste a Dios que le ibas a servir cada día de tu vida; y ahora te encontrás con culpa y con las manos vacías.
Muchas en estos días, piensan en el año 2017, como queriendo retenerlo, para poder así hacer todo lo que en el año no hicieron.
Algunas mujeres, desean que pase este año tan rápido como sea posible.
Otras sin embargo ya ni se acuerdan del 2017... ahora todo está enfocado en el año 2018.
Vivimos en un ritmo acelerado, en dónde todo tiene que ser y estar ya!!!!! El correr de un lado a otro para algunas es costumbre y un habito.
Y observando esta imagen, una mujer corriendo con su cartera, o sea su mundo jaja porque allí llevamos todo. Y pienso... ¿Qué irá a buscar con ese chango de supermercado, corriendo tan apresurada?
En lo personal, no quiero terminar la última semana del año 2017 corriendo de un lado hacia otro.
Y tampoco quiero comenzar el año 2018, corriendo y arrastrando el año 2017 a ver si encuentro un lugarcito para todo lo que me quedó pendiente.
Pero mi reflexión va hacia otro lado y es preguntarte y preguntarme:
¿Qué tanto estamos corriendo, qué no hemos podido parar un minuto para pasar un tiempo de calidad a solas con Dios?
¡Qué triste sería, si al terminar este año, nos damos cuenta que no nos detuvimos ni un minuto para decirle a Dios cuánto lo amamos!
Hay que detenerse, hay que parar, hay que poner nuestra vida y familia en las manos de Dios.
Proverbios 16:3 Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán.
Isaías 41:13 Porque Yo soy el Señor, tu Dios, que sostiene tu mano derecha; Yo Soy quien te dice: No temas, Yo te ayudaré.
Salmo 34:8 Prueben y vean que el Señor es bueno; dichosos los que en Él se refugian.
EN ESTE FIN DE AÑO Y EN EL PRÓXIMO QUE VENDRÁ....
CONFIEMOS EN JESÚS.
1 de Juan 5:14 Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, Él nos oye.
15 Y si sabemos que Dios oye todas nuestras oraciones, podemos estar seguros de que ya tenemos lo que le hemos pedido.
ESPERÁ ANTES DE EMPEZAR A CORRER, HAGAMOS JUNTAS ESTA ORACIÓN:
Amado Dios, en el nombre de Jesús te pido perdón por mis pecados. Te entrego toda mi vida y familia en tus manos.
Querido Dios, necesito volcar en Tí toda mi ansiedad, todas mis cargas y preocupaciones. Renuncio en el nombre de Jesús a correr de un lado a otro, haciendo lo que a mí me parece o lo que los demás me dicen. En este día, decido ponerme en tus manos y hacer tu voluntad.
Te doy gracias por todo el año 2017 que me permitiste vivir, te pido sabiduría para poder terminarlo en paz y bajo tu voluntad.
Pongo en tus manos querido Dios el año 2018, sabiendo que vos sos el único Dios verdadero y poderoso que cuida de nosotros.
Espíritu Santo te pido que me llenes de tu presencia, te necesito y quiero conocerte más cada día.
En el nombre de Jesús, amen.
¡Bendiciones!


viernes, 22 de diciembre de 2017

PARA QUIENES ME PREGUNTAN, EN DÓNDE SE PUEDE CONSEGUIR MI LIBRO, PARA REGALAR EN NAVIDAD:


Librería La Vid de San Fernando
Las Heras 1230, 1646 San Fernando, Buenos Aires- Argentina
Teléfono: 011 4744-1969
Horarios de Lunes a Viernes 9hs a 19hs y Sábados 9hs a 13hs.

Librería Búsqueda de San Martín
Mitre 3324 San Martín - Buenos Aires
Tel: 4713-1565 De 9 hs a 13 hs y de 15:30hs a 19:30 hs.

Librerias Búsqueda Florida
Av. Maipú 84 Vicente López. Pte. Saavedra. Buenos Aires
Teléfono: (011) 4797-7521 De 9 hs a 20 hs.

Librería Cristiana Búsqueda San Miguel
Belgrano y Paunero Local 9 Librería Búsqueda
San Miguel-Buenos Aires
Tel: 4664-2907 De 9 hs a 20hs.

Librería Búsqueda José C. Paz
Melvin Jones y Peatonal, Local 31. José C Paz - Buenos Aires
Tel: 02320-258249

Librería Certeza Capital
Dirección: Bernardo de Irigoyen 654, sobre Av. 9 de julio.
Capital Federal- Bs. As. Argentina Teléfono:011 4342-3835
De 9 hs a 18:30hs

A LA BREVEDAD TAMBIÉN EN E-BOOK

¿De qué se trata mi libro?
Es un libro de sanidad interior, dedicado a la mujer.
Cómo su título lo indica: Ahora sé quién soy.... es especialmente para cada mujer que necesita encontrarse consigo misma; y saber quién es en Cristo.

Es un libro donde comparto mi testimonio de sanidad. Además les cuento vivencias personales.
Está lleno de temas sobre nosotras, las mujeres; los cuales van acompañados de oraciones, donde te llevará a ser libre en diferentes áreas de tu vida.

En esta Navidad, te deseo que puedas levantar tus ojos al cielo y exclamar desde tu corazón:

__¡Gracias Dios..... Ahora yo también sé quién soy!!

¡Bendiciones y muchas gracias!!


PARA MI.....UNA SEMANA ANTES DE NAVIDAD....TAL VEZ PARA VOS.... UNOS DÍAS ANTES DE NAVIDAD


Hace ya 32 años atrás, justo una semana antes de Navidad, Jesús llegaba a mi vida.
Jamás olvidaré ese hermoso momento en el que con tanto amor irrumpió en mi corazón.
Una semana antes de Navidad llegaba para mí el mejor regalo, saber que a través de Él y por Él tendría salvación y vida eterna.
Pero no fue y es solamente recibir a Jesús en mi corazón, sino fue y es hacerlo cada día el Señor de mi vida.
Una semana antes de Navidad.... ¡Cómo me voy a olvidar!!! Si fue el momento más feliz de mi vida.
Y hoy que camino de su mano, puedo decir que en estos 32 años, jamás pero jamás Él me ha fallado.
Jesús es amigo fiel, es poderoso, es manso, es sencillo de entender y Dios fuerte a quien recurrir.
Jesús es vida, es abundante paz, es sublime gracia y es respetuoso y amoroso por demás.

Tal vez nunca recibiste a Jesús en tu corazón. Y me encantaría que vos también puedas recordar que unos días antes de Navidad, llegaba en Jesús tu mejor regalo.
Dejáme que te guíe en oración y abrí tu corazón a Dios.

Dios en el nombre de Jesús te pido perdón por mis pecados, me arrepiento de cada uno de ellos ahora. Tomo la decisión de recibir a Jesús en mi corazón, como mi Salvador y el Señor de mi vida.
Te pido que anotes mi nombre en el Libro de la Vida.
Espíritu Santo te necesito, quiero conocerte y que me llenes de tu presencia.
Amén. (Así sea)

Pero quizás hace ya un tiempo atrás recibiste a Jesús pero te apartaste de Él.
Bueno, entonces es un gran momento para orar:

Querido Dios, en el nombre de Jesús vengo a Tí, para pedirte perdón por haberme apartado de tu camino. Me arrepiento ahora de cada uno de mis pecados. 
Tomo la decisión de volver a tus brazos de amor. 
Espíritu Santo te necesito, necesito que me ayudes, en el nombre de Jesús, amén.

Juan 3:16 Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en Él no se pierda, sino que tenga vida eterna.
17 Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de Él.


Juan 1:12 Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios.

Isaías 9:6 Porque nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía reposará sobre sus hombros, y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.

¡Bendecida Navidad!



miércoles, 20 de diciembre de 2017

REFLEXIÓN DE UN DÍA MIERCOLES



¡ME VOY!!!

Hola amigas, cuando vi esta imagen, me sonreí. Porque me recordé a mi misma. Recordé las tantas veces que ante diferentes desafíos, dificultades, etc. etc. y más etc, jaja; le digo a mi esposo:
_Me voy, me quiero ir.
Y él con todo su amor me dice:
_¿A dónde te querés ir? 
A lo cual según mi estado de ánimo jaja, le respondo:
_No sé, no sé a donde me quiero ir, pero me voy.
Por supuesto que nunca me voy, jaja, siempre estoy en el mismo lugar. Pero así somos muchas veces algunas mujeres.
Cuando nos vemos desbordadas, es más fácil fantasear en escapar, que en afrontar, solucionar y descansar en Dios.
Pero lo mas maravilloso es que al ir a la Biblia, nos encontramos con palabras de aliento y esperanza.
Éxodo 33:14 Yo mismo iré contigo y te daré descanso respondió el Señor.
Lucas 1:37 Porque para Dios no hay nada imposible.
1 de Pedro 5:6 Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él los exalte a su debido tiempo.
7 Depositen en Él toda ansiedad, porque Él cuida de ustedes.
Filipenses 4:6 No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.
7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.
Recuerden, el único lugar que nos conviene ir, es en los brazos de amor de Dios.
¡Jesús cuida de nosotros!!
¡Qué en el nombre de Jesús, en este día, recibamos del Espíritu Santo, el poder, el discernimiento y la unción; para ser sabios en solucionar y no necios en querer escapar!
¡Bendiciones!

viernes, 15 de diciembre de 2017

BENDECIDO VIERNES....




MIENTRAS TENDÍA LA ROPA....
UNA HISTORIA TAL VEZ COMO LA TUYA.

Allí estaba ella, como cada mañana, se levantaba bien temprano para cumplir con cada tarea del hogar.
Y aunque era joven se sentía agotada, no tenía más fuerzas, todo a su alrededor era trabajo, cansancio y desazón. 
El viento cual brisa fresca le recordaba que empezaba un nuevo día, el cual ella no quería ni siquiera pensar en vivir. 
Los rayos del sol, intentaban acariciar su rostro, pero ella lo escondía, mientras las lágrimas corrían por sus mejillas.
Las sábanas volaban envolviendo su figura y en su interior, habían palabras de años, guardadas en su corazón, que a nadie le había contado.
¿Qué le había pasado, qué fue lo qué la llevó a tener tanto dolor?
¿Por qué no podía disfrutar la vida, si tenía un buen esposo, dos hijos, una mascota, su casa propia, buenos vecinos y buena posición económica?
Es que tal vez la vida, le había quitado lo que más quería. Ella llevaba la pena de haber perdido a un ser querido. Y desde ese día que su madre partió, ella se repitió una y mil veces que jamás volvería a creer en Dios.
Y al pasar los años, su corazón se fue endureciendo y en su rostro se dibujaban los surcos de la falta de perdón.
Contestaba siempre amargada y enojada, no le interesaba nada, solamente llorar y reclamarle a Dios.
Pero una mañana, mientras tendía la ropa, recordó un pasaje bíblico el cual cuando era pequeñita su madre le leyó. Y en sus oídos retumbaba las palabras de una madre amorosa que siempre le enseñó a amar a Dios.
__Hijita, si alguna vez no estoy más, nunca dejes de amar a Jesús. Él dio su vida por nosotros, pagó un alto precio por amor.
Y si Dios me lleva algún día a su presencia, sé que vas a sufrir. Pero prometeme que vas a atesorar este pasaje y en él vas a caminar:
Mateo 11:28 "Vengan a Mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.
Y fue allí, con los broches en su mano y con su corazón arrepentido, que recordó su última conversación con su mamá. Y en un segundo se postró de rodillas y perdonó a Dios.
Y desde aquel día, seguramente un viernes, como lo es hoy; nuestra amiga se permitió ir a Jesús, reconoció su cansancio, su tristeza, su agobio, su pesar y su dolor. Y desde ese momento, hasta seguramente el día que la llame Dios a su presencia, va a caminar confiada, sabiendo que algún día en el cielo, se encontrará con su mamá. Pero mientras tanto, iba a disfrutar la vida, amar a su familia y así servir a Dios con todo su corazón.
Ella se puso de pie por dentro y este pasaje iluminó su corazón:
Isaías 60:1 ¡Levántate y resplandece, que tu luz ha llegado! ¡La gloria del Señor brilla sobre ti!
En donde te encuentres, no te olvides que solamente Jesús tiene palabras de vida eterna.
Juan 6:68--Señor --contestó Simón Pedro--, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.
¡Bendiciones!





Salmos 60:12 En Dios haremos proezas, Y Él hollará a nuestros enemigos.


¡Bendiciones!!

martes, 12 de diciembre de 2017

SABIAS PALABRAS

Salmos 34:12 El que quiera amar la vida y gozar de días felices,
13 que refrene su lengua de hablar el mal y sus labios de proferir engaños;
14 que se aparte del mal y haga el bien; que busque la paz y la siga.
15 Los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos, atentos a sus oraciones;


¡Bendiciones!


lunes, 11 de diciembre de 2017

martes, 5 de diciembre de 2017

QUE TENGAS UN LINDO MARTES

CUANDO NO QUERÉS SALIR DE LA CAMA


DERRIBADA PERO NO DESTRUIDA.

2 de Corintios 4:8 Nos vemos atribulados en todo, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados;
9 perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos.

Al leer este texto biblico, venían a mi mente las siguientes preguntas:


¿Cuántas veces por diferentes situaciones de la vida, nos sentimos derribadas, abatidas, cansadas, desesperadas?
¿Cuántas veces no queremos salir de la cama;  y por ende, nos tapamos con las sábanas para no ver así el sol que se asoma anunciándonos el comienzo de un nuevo día?
¿Cuántas veces vemos nuestros problemas, cómo enormes gigantes, haciéndonos sentir qué estamos derribadas y qué ya nada será igual?

Y así, podría seguir formulando un sinfín de preguntas, las cuales algunas tienen respuestas; pero quizás otras se enquistaron de tal manera en nuestro corazón, que nos llevan a vivir derribadas y postradas ante el temor y la culpa.

Estar o sentirse derribado por algo, es momentáneo. Pero estar destruído, eso me habla de algo o alguien que me hizo pedazos, que me inutilizó.  Y eso no es bíblico para los hijos de Dios. Porque la Biblia me advierte que en diferentes ocasiones puedo estar atribulada, perseguida, derribada. 
¡Pero destruida, abatida y abandonada, jamás!!!

La Biblia, nos enseña:
Que somos más que vencedores en Cristo Jesús. (Romanos 8:37)
Que todo lo podemos en Cristo que nos fortalece. (Filipenses 4:13)
Que el Espíritu Santo intercede por nosotros con gemidos indecibles. (Romanos 8:26)
Que Jesús es nuestro buen pastor y nunca nos dejará. (Salmo 23)
Que Dios nos ama tanto que nos dio a Jesús para salvación y vida eterna. (Isaías 53: 

Y podría enumerar tantos, pero tantos textos bíblicos que nos recuerdan el infinito amor de Dios, cuan Padre bueno, extendiendo su mano de poder para amarnos, cuidarnos y restaurarnos.

No estamos nunca en Cristo Jesús destruidos, eso es una mentira de satanás para alejarnos de la presencia de Dios.

No te enojes con Jesús, no niegues tu fe en Él. Llená tu vida de la Palabra de Dios, llená de fe tu corazón.  Llená tu vida de la presencia del Espíritu Santo. 
Y así, puestos los ojos en Jesús, (Hebreos 12:2) vas a poder levantarte en Cristo Jesús y resplandecer en Él. (Isaías 60:1)

No te olvides.... ¡Jamás un hijo, una hija de Dios, está destruido!!

¡Jesús te ama y en El está el poder para conquistar en el plano sobrenatural tu milagro!

¡Bendiciones!







lunes, 4 de diciembre de 2017

BUEN LUNES....

Proverbios 4:25 Pon la mirada en lo que tienes delante; fija la vista en lo que está frente a ti.

¡Qué en este día, en este comienzo de semana y de mes, podamos siempre poner nuestros ojos en Jesús!!
¡En Él está nuestra victoria!

Bendiciones.


martes, 28 de noviembre de 2017

BENDECIDO MARTES

Isaías 41:10 Así que no temas, porque Yo estoy contigo; no te angusties, porque Yo Soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.

Nadie mejor que Dios para enfrentarlos y salir triunfadora!!!

¡Bendiciones!


lunes, 27 de noviembre de 2017

Y EN LA SOLEDAD DE SU CUARTO DECIDIÓ CAMBIAR.


Una historia tal vez, como la tuya....
Allí estaba ella, una vez más encerrada en las cuatro paredes de su habitación. No tenía ganas de salir, no tenía ganas de ver a nadie, sino por el contrario ya se había acostumbrado a la soledad. 
Ella tenía cada mañana un ritual. Se levantaba, recogía su cabello, se vestía y se ponía a llorar.
Pero esta mañana había sido diferente, de repente recordó que tenía guardado en lo más alto de un armario, una caja con recuerdos de su niñez y adolescencia.
Allí estaba su Biblia, un libro de poemas y un cuaderno personal de anotaciones. Su diario íntimo, el que ya había olvidado.
Y al abrirlo, le impactó leer la siguiente frase que escribió cuando tenía tan solo trece años de edad:
"Querido Jesús, jamás te voy a dejar, siempre vos y yo vamos a caminar juntos. Te prometo amarte hasta el final"
Las lágrimas comenzaron a correr por sus mejillas y un escalofrío invadió su ser. Se había dado cuenta que no solo había fallado a su promesa sino que se había olvidado totalmente de Dios.
Y en ese cuarto que encerraba años de vivencias, cerró sus ojos y con estas palabras le habló a Dios:
_Señor, perdón, perdón por haberme olvidado de Tí. Perdón por haber puesto mi mirada y mi corazón en tantos problemas y en tantas personas. Perdón porque dejé de vivir para Jesús.
Te necesito, te pido que me ayudes, que me saques de este pozo de desesperación. Quiero volver a sonreír, necesito ser la mujer que vos tenés pensado para mí.
Ayúdame a mirarme con tus ojos. Y en este mismo momento te vuelvo a entrega mi vida y mi corazón.
En el nombre de Jesús, amén.
Tal vez amada, estás como nuestra amiga, triste, sola, viendo solamente tu situación. Quizás dejaste de darte cuenta que a pesar de haberte alejado de Dios, Jesús siempre estuvo a tu lado.
En dónde te encuentres, cerrá tus ojos, abrí tu corazón e invitalo a Jesús a que vuelva a ser el Salvador y el dueño de tu vida y tu corazón.
Él te ama con amor eterno y sos su más dulce melodía de amor.
Salmo 103:3 Él es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias;
4 El que rescata del hoyo tu vida, El que te corona de favores y misericordias;
5 El que sacia de bien tu boca De modo que te rejuvenezcas como el águila.
¡Bendiciones!

miércoles, 22 de noviembre de 2017

¡ESPERAR EN DIOS!

Ante las dificultades que se nos presentan en la vida. Ante las situaciones difíciles, ante las injusticias, ante peticiones todavía no contestadas. Ante el ataque del enemigo de nuestra alma. Ante cualquier dolencia, enfermedad o cualquier mal. Ante cualquier problema personal y familiar. Ante el temor, la duda, el cansancio y el desánimo. No nos olvidemos esta palabra:

Salmos 38:15 Yo, Señor, espero en Ti; Tú, Señor y Dios mío, serás quien responda. (NVI)
¡Qué en este día, podamos esperar pacientemente y confiadamente en el Dios de nuestra Salvación!
Porque solamente Él tiene la respuesta para cada situación y petición que necesitamos.
No seamos como la onda del mar, que va de un lado a otro; sino por el contrario seamos como las águilas y volemos a las alturas, allí, justó allí donde ocurren los milagros. ¡Dios se mueve en lo sobrenatural!!
Movámonos en fe, sabiendo que tenemos un Dios que oye y responde; y que a su tiempo y no a nuestro tiempo, nos traerá la respuesta que necesitamos, conforme a su bendita voluntad.
Lucas 1:37 Porque para Dios no hay nada imposible. (NVI)
Amadas, que en este día, podamos imitar a María y con un corazón rendido ante Jesús y deseosas de que la presencia del Espíritu Santo nos llene; le podamos decir a Dios, como dijo María:
Lucas 1:38 --Aquí tienes a la sierva del Señor --contestó María--. Que Él haga conmigo como me has dicho. (NVI)
Dios tiene planes de bien para vos y los tuyos, permitíle que transforme tu vida. Levantate en fe, ponéte de pié por dentro y resplandece en Cristo Jesús. (Isaías 60:1)
¡Bendiciones!


viernes, 17 de noviembre de 2017

LA TRISTEZA


Tristeza: Sentimiento de dolor anímico producido por un suceso desfavorable que suele manifestarse con un estado de ánimo pesimista, la insatisfacción y la tendencia al llanto.

La tristeza es parte de la vida, no la podemos evitar, pero podemos manejarla para disminuirla o eliminarla.

Es la respuesta natural ante las situaciones dolorosas, que todos vivimos.

Es una sensación de decaimiento de nuestro estado de ánimo, un sentimiento de vacío, que tiene las siguientes características:
Resulta de una herida o de una perdida de cualquier tipo.
La persona está consciente de la causa. No así con la depresión.
Casi siempre es pasajera, a menos que nosotros, con nuestra forma de pensar, la mantengamos o la aumentemos.
La persona puede seguir funcionando adecuadamente. (Tareas diarias)
Termina cuando la persona soluciona su situación o cuando modifica sus pensamientos y su actitud ante la vida.
Nos indica que algo está sucediendo en nuestra vida, que nos está afectando negativamente y necesitamos solucionar o cambiar.
La tristeza no es una enfermedad mental, es una emoción que puede durar unos pocos minutos, unos días o estar presente de forma intermitente durante años. (Depresión si es una enfermedad)

 FACTORES QUE NOS TRAEN TRISTEZA:
Patrones familiares: Familias marcadas por la tristeza.
Problemas en la niñez: Maltratos, abusos, rechazos, abandono, desprecios, etc.
Una relación conflictiva del pasado sin solucionar: pareja, amistades, familiares, laborales, espirituales, etc.
Rutina y ausencia en el matrimonio: Se ven poco, trabajan todo el día, falta de comunicación, de intimidad sexual, etc.
El no poder desarrollarte personalmente: estudiar, trabajar, servir a Dios, etc. Dando así la sensación de encierro y pensar que siempre vamos a tener que priorizar lo demás.
Un accidente, una enfermedad, la pérdida de un ser querido, un fracaso, un robo, una mala decisión, etc.

La tristeza está dentro de la amargura:

Amargura: Disgusto o tristeza, especialmente por no haber podido satisfacer una necesidad o un deseo, sentimiento prolongado de frustración o resentimiento.

Hebreos 12:15 Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;

Nuestra tristeza, nuestra amargura, nuestra frustración, nuestra falta de perdón y enojo, siempre se reflejan en nuestro rostro; y siempre vamos a contaminar a nuestro alrededor. Abriendo así puertas al enemigo de nuestra alma.
La tristeza, la amargura nos llevan a perder la paz  y como consecuencia nuestra vida espiritual se ve afectada. Estamos nerviosas, desganadas, enojadas, no tenemos ganas de orar y leer la Biblia, no nos importa venir a la Iglesia.
Nos enojamos con nuestra familia, no nos arreglamos, etc.
Estamos tristes y nos creemos con el derecho de estar tristes y no nos damos cuentas que Dios jamás quiere eso para nosotras. Él nos rescata del hoyo, dejémoslo obrar en nuestro corazón.

Dios por medio de su Palabra nos manda a despojarnos de:

Efesios 4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.
32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Oración:
Padre en el nombre de Jesús, renuncio a toda tristeza, a toda amargura, desgano, resentimiento, rechazo, angustia,  etc. que hay en mi vida.
Me declaro libre ahora en el poderoso nombre de Jesús.
Espíritu Santo llená mi vida de tu presencia, te necesito y necesito conocerte más.
Gracias Dios, porque ninguna oración vuelve vacía, y sé que nuevas son en Ti cada mañana sobre mi vida y mi familia.
Tu Palabra dice que grande es tu fidelidad en nosotros y yo lo creo.
Amén.